07.03.2014

Bares con platos grandes y baratos para acompañar la cerveza

Se acerca San Patricio, la fiesta cervecera por excelencia. Si querés festejar y no solo tomando sino también picando algo rico y abundante, acá una lista de muy buenas opciones para compartir entre amigos.


Pocas cosas dan más hambre que la cerveza: con el primer trago helado ya nos invade esa sensación de necesitar algo grasoso y saladito que acompañe al paladar y, de paso, ayude al cuerpo a seguir tomando. Varias veces habrás sentido la frustración de que, para picar, un bar te ofrezca solo maní, palitos, papitas o... una milanesa.

Nada tenemos en contra de estos platos, pero cuando una mesa de amigos pide “algo para picar” está pensando en una opción contundente que permita seguir compartiendo, en vez de volcarse cada uno al autismo de su propio plato. Palpitando la llegada del Día de San Patricio (17 de marzo), la efeméride preferida del público cervecero, te recomendamos nueve bares donde ofrecen opciones generosas y económicas, perfectas para compartir con tus amigos, pinta de por medio: 


ANTARES: el camino a la obesidad está lleno de buenas intenciones
Pasan los años y este clásico sigue vigente: si lo que buscás es sabor y no te molesta consumir todas las calorías de la semana en una noche, pedí para la mesa un par de porciones de papas Antares ($57). La carta confiesa salsa cuatro quesos, panceta grillada y cebolla de verdeo (en cantidades industriales: nada de noches románticas), pero creemos que hay más: o quizá el secreto esté en la profusión de crema de la salsa. En cualquier caso, es la opción ideal para maridar con una Kölsch o la variedad Antares que más te guste.
(Armenia 1447, Palermo / T. 4833-9611 y sucursales: la de San Telmo es bastante nueva, en la esquina de Bolívar y Venezuela)


DOWNTOWN MATÍAS: la ortodoxia del after-office de Microcentro
Que los pubs de Reconquista están re out, dirán los foodies. Sin embargo, hay que ver cuántos barcitos de moda están tan llenos a las 7 de la tarde de un día de semana como el primer local de Downtown Matías, en Retiro. Aquí las opciones de picada son las clásicas, en tamaño XL y siempre correctas. Destaca la completa Matías (a $240, comen 6 o 7, sino la chica cuesta $135): trae queso Dambo, Roquefort, queso Tybo, matambre casero, morrones asados, pepinillos en vinagre, jamón crudo, jamón cocido, longaniza y leber.
(San Martín 979, Retiro / T. 4312-9844)


LA ESPERANZA DE LOS ASCURRA: tapeo español “a la porteña”
Empezó como un secreto a voces en Villa Crespo y terminó con un éxito tal que tuvieron que abrir una sucursal en Palermo para la clientela hip que los empezó a adorar. La especialidad de la casa son las tapas españolas, pero tal como nos acostumbramos los porteños a comerlas en bodegones y barcitos de la ciudad. La degustación de porrones ($170) incluye 5 cervezas y 5 tapas a elección. La tortilla, bien babé, es de las favoritas de los clientes; las mollejas crocantes y la empanada gallega también son excelentes opciones.
(Aguirre 526, Villa Crespo / T. 2058-8313)


LUPITA: nachos, aire libre y onda nocturna
Lupita es un mix entre bar y restaurante mexicano aporteñado (no te hagas drama si no sos del picante, es todo tranquilísimo): por eso, sea con la cerveza o, si te tentaste, con alguno de los cócteles de la carta, hay excelentes opciones para no quedarse con hambre. Las porciones de nachos son contundentes, y hay muchas variantes: los BBQ ($82) salen con hebras de cerdo, panceta ahumada, salsa barbacoa y queso cheddar, tienen el picor justo para maridar una cerveza bien helada.
(Baez 227, Las Cañitas / T. 5197-5149 y sucursales)


BASTA PABLO!: bueno, bonito y barato
Esta terracita de Palermo parece inventada para tomar birra con amigos. Abren a toda hora: de día es más onda almuerzo, sandwiches y ensaladas, pero de noche suele haber música y mucha gente con ánimo tranqui pero sociable. No vas a encontrar nada fancy pero sí platos sencillos, correctos y generosos a excelentes precios: los pinchos de pollo rebozados en granola con teriyaki, a $55, son sabrosos y crocantes. Pican 3 tranquilos: si son 4 o 5, agreguen unas rabas con provenzal a $50 y están como quieren.
(Honduras 5615, Palermo / T. 4771-1331)

PAIN ET VIN: la opción chic y diurna
Como podrán deducir, Pain et Vin se especializa en vinos: sin embargo, sirven algunas marcas de cerveza artesanal y dada la calidad de lo que sirven para picar y lo especial del lugar, necesitábamos incluirlo. La tabla para compartir, a $50 (es para dos: si son más, mejor pedir varias), no solo trae los mejores quesos que podés conseguir en Buenos Aires: también viene con un delicioso pan casero, elaborado en el mismo restaurante. Pain et Vin cierra temprano, antes de cenar. El ambiente es chic, relajado y perfecto para una tardecita decadente.
(Gorriti 5132, Palermo / T. 4832-5654)


DUARTE: las papas Duarte, futuro clásico
“Las únicas que nadan en cheddar”, se enorgullecen los hermanos Bertero sobre sus papas Duarte. Y tienen sus razones: la suave salsa de queso y panceta (grasosa y suculenta, pero bastante más liviana que la Antares) les da a estas papas un sabor y una textura inconfundible. Lo terrible: como no se sienten tan pesadas y son baratísimas ($55 una porción que pican 3 o 4 tranquilos), el riesgo es seguir pidiéndolas al mismo ritmo que la cerveza y terminar con un bruto dolor de panza. Duarte será un bar de tragos pero este maridaje cervecero es indiscutible. 
(Godoy Cruz 1725, Palermo / T. 2072-4178)


LA PUERTA ROJA: los nachos más letales de San Telmo
Sobreviviente de más de una clausura, Puerta Roja no pierde vigencia como punto ciertamente sórdido pero súper divertido de San Telmo, favorito de los jóvenes turistas que pueblan los hostels del barrio. Los Súper Nachos, que llegan en un desprolijo pero generosísimo plato, traen queso, panceta, carne enchilada, tomate, queso crema y guacamole: no importa si te suena que no pega, son deliciosos y absolutamente demoledores. Y la grasa viene bien para este bar al que, seguro, no viniste a tomarte una cervecita sola.
(Chacabuco 733, San Telmo / T. 4362-5649)


CERVELAR: muy alemán pero bien porteño
Acá la atracción central es la variedad de cervezas importadas: y para acompañarla, decidieron inspirarse en la cocina de los alemanes, los cerveceros por excelencia. Si querés subirte bien al caballo lo mejor es pedir la Picada Frankfurt ($170, dos cenan; cuatro pican): cuatro tipos de salchicha (frankfurt, knark, húngara, blanca), chucrut, leberwurst, mostaza relish, ketchup al curry, papas y pepinillos. Queda bien tanto con variedades livianas estilo Kölsch como con alguna IPA más especiada.
(Viamonte 336, Microcentro / T. 4311-2992 y Av. Elcano 3385, Belgrano / T. 4553-3714)

Por Tamara Tenenbaum

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas