21.01.2013

Bella Vista de Guerrero: una estancia del siglo XIX en la Pampa bonaerense

A sólo dos horas de la Capital, esta histórica mansión perteneció a las familias más tradicionales del siglo XIX y hoy, reciclada y aggiornada, es una atracción para los amantes del mini turismo.


Llanos, lomadas y humedales. 60 hectáreas de monte nativo. En medio de ese paisaje, a orillas del río Salado, se ubica la histórica mansión Bella Vista de Guerrero, hoy estancia dedicada al mini-turismo. Su locación, a dos horas de Buenos Aires, la convierte en el lugar ideal para una escapada de fin de semana.

La historia cuenta que los terrenos en los que se emplaza fueron obsequiados por Juan Manuel de Rosas a Félix de Álzaga. Terrenos que luego heredó su hijo Martín de Álzaga, y a su muerte, su esposa, Felicitas Guerrero, apellido que da nombre a la localidad donde está situada, a 160 kilómetros de la ciudad (entre Chacomús y Dolores).

El casco de la estancia fue totalmente reciclado y ofrece un esmerado servicio de hotelería, con 17 habitaciones muy bien equipadas, algunas de ellas con terraza o balcón privado. Además de amplias galerías con estupendas vistas, hay una sala de estar con hogar a leña, un lobby bar y una biblioteca con música, home theatre, juegos de mesa y TV satelital. También se puede disfrutar de la pileta, la terraza con deck de madera, un pool bar que funciona en verano y dos galerías de juegos (una de ellas construida en las instalaciones de la vieja carnicería del lugar) que incluyen ping pong, metegol, pool, ajedrez, sapo y naipes.

MENÚ CAMPESTRE
Buena Vista de Guerrero cuenta, además, con dos restaurantes, uno dentro del casco, llamado De las Flores, que ofrece un menú campestre diseñado por el chef neuquino especialista en cocina regional, Pablo Campoy, que incluye platos como arroz con pollo, polenta frita, lengua y queso y dulce, todos elaborados con un toque gourmet. Fuera del casco, pero a pocos metros, se puede comer en el restaurante La Matera, famoso en la zona por sus asados.

Los alrededores proponen a los huéspedes algunos circuitos guiados para apreciar el monte nativo, la costa, el río, el parque y el campo, incluidos sus animales autóctonos como el ciervo que, según la época del año, es posible ver en libertad. Los recorridos se pueden realizar a caballo, en bicicleta o a pie, tanto de noche como de día, y se recomienda, antes de encararlos, hacer una parada en el Centro de Interpretación, pequeño museo que cuenta la historia, flora, fauna y tradición tanto de la estancia como del paisaje que la circunda.

Para después de la caminata, los más enérgicos podrán disfrutar de las canchas de tenis, voley y fútbol. Para los demás, hay un área de relax con sauna, hidromasaje, ducha escocesa y sesiones de masajes. Otra buena opción esta salir de paseo por La Tiendita, donde se pueden conseguir artículos regionales autóctonos a buen precio.

DATOS ÚTILES
Visitar la Estancia Buena Vista de Guerrero tiene un único costo que incluye las cuatro comidas y todas las actividades: $870 por noche, por persona, con promociones para pasar tres días y dos noches a $2175 por persona. Ideal para reservar en Navidad o Fin de Año. Se recomienda hacerlo con antelación, ya que la demanda en esta época es alta. Se llega en auto por la ruta 2, hasta el kilómetro 168, donde hay que tomar un desvío de 7,5 kilómetros de camino consolidado.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios