29.10.2019

Cómo es Hana, el primer restaurant especializado en poke bowls de la ciudad

Si sos foodie y tenés Instagram, seguro sabes qué son los poke bowls, platos repletos de color, sabor y nutrientes. Hace poco, abrió en Palermo el primer restaurant especializado en este clásico hawaiano.


El poke bowl o poke llegó al país primero vía Instagram, ya que se trata de un plato hawaiano muy instagrameable, dado que la gran cantidad de ingredientes que lleva lo vuelve colorido. 

La palabra “poke” se refiere a la forma de cortar el pescado: transversal. Cuando se habla de poke bowl se hace referencia a un plato formado por una base de arroz a la que se le puede sumar pescado crudo marinado, maricos o pollo y se completa con frutas, verduras y salsas especialmente armadas para la ocasión.

El venezolano Francisco Villarroel recorrió más de veinte países y vivió en varios de ellos para finalmente recalar en la Argentina. Vio que aquí no estaba explorado el poke y pensó que esa era la señal perfecta de que debía poner un local especializado en ese plato.

“El poke nos sumerge en un mundo de sabores únicos de la mano de lo fresco y natural. En Hana creemos que comer es una posibilidad de vivir experiencias nuevas, de cultura y encuentro. Buscamos volver a disfrutar de lo simple desde un lugar contemporáneo viviendo cada momento con intensidad”, cuenta.

El funcionamiento

Al mediodía, el cliente recibe un papel donde tiene diferentes opciones para armar un poke customizado: tamaño, bases (arroz de sushi, yamaní, quinoa, zuchini noodles), proteínas (salmón, langostinos, etc.); toppings (mango, pepino, cebolla morada, jalapeños, etc.) y salsas (leche de tigre de maracuyá, salsa ponzu, salsa de anguila, etc.).

Por supuesto, también hay pokes ya armados para aquellos clientes que no quieren volverse locos buscando combinaciones.

A la noche, la carta se agranda con otras propuestas, como las poke burgers. La Mauna Loca lleva base frita de arroz, poke mole, portobellos, pepino japonés, zanahoria slaw y sweet creamy wasabi.

También hay postres y una interesante carta de cócteles que,  a partir de las 18, prepara el bartener Franco Bertolini. El gin tonic de la casa, Eldelflower tonic, lleva gin, licor de sauco y tónica. Otro destacado que se bebe como agua, aunque es bastante alcohólico, es el Waikiki Way: tequila, vodka de sandía, jugo de limón, almibar y frutos rojos.

Entre las opciones sin alcohol, son imperdibles los “papelones” (jugos caribeños).

Por último, la ambientación es impecable, con detalles que transportan a Hawai y una estética super cuidada que invita a quedarse largo rato. 

Más información: 
Fitz Roy 1988, Palermo.
Lunes a lunes de 12 a 0 horas
@hanapokebar


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios