15.02.2019

Enoturismo renovado: de sunsets a clases de yoga, la apuesta para llegar a los millennials

El enoturismo cambia y se adapta a los interesés del público más joven, desde clases de yoga entre viñedos hasta sunsets con música al palo; te contamos cuáles son las mejores propuestas para visitar.


El vino es la bebida nacional y tiene una larga tradición en Argentina; sin embargo, comparado con lo que sucede en otros países europeos -como Francia, España e Italia-, la industria es bastante nueva, por eso el enoturismo es todavía joven, con regiones vitivinícolas que ni siquiera explotan el recurso, o lo hacen muy poco.

El fuerte del turismo en bodegas se da en Mendoza, sobre todo en la primera zona, ya que es más accesible para quienes se hospedan en la ciudad y quieren hacer una escapada breve, que demande alrededor de media hora de viaje.

Y si al principio las propuestas estaban orientadas a las familias o parejas, hoy en día las bodegas apuntan a un público más amplio y suman alternativas como los sunsets -atardeceres con música en vivo en los viñedos-, clases de yoga, cycling, etc.  

Aquí una guía con las propuestas más destacadas:


KAIKEN

Todos los veranos, la bodega presenta “Kaiken Sunset”, un atardecer en la finca que posee en Vistalba, a tan solo veinte minutos del centro de la ciudad.
 
 
El 1 de febrero se llevó a cabo la edición 2018, desde las 19, los invitados pudieron disfrutar de vinos por copa, cócteles a base de vino, diferentes opciones de tapeo y música en vivo. Primero a cargo de Bokanegra, banda tributo a Soda Stereo, y luego del DJ Luis Ortega, quien convirtió a los jardines de la bodega en una espectacular pista al aire libre.
 
El evento fue tan exitoso, que realizarán una nueva edición el próximo viernes 1 de marzo. Ortega repetirá en las bateas y la banda encargada de tocar en vivo será Stones Willys Band, tributo a los Rolling Stones.
 
 
Si bien el viñedo queda en un entorno bastante cerca del urbano emplean prácticas enológicas respetuosas del medio ambiente; hay animales, como ovejas, por ejemplo, que se desplazan entre las vides y comen las malezas; por eso, más allá del paisaje típico de un viñedo la postal tiene un toque más rural que de costumbre.

Una de las experiencias más buscadas es la de relajarse en ese entorno; después de ir de acá para allá todo el día, nada mejor que tirarse en una lona acompañado por buenos vinos y rica comida. Como entrada ofrecen empanadas criollas y papas bravas; de plato principal, pollo al disco y para cerrar el festín gastronómico, flan casero con dulce de leche. El menú, que cuesta $900 por persona- incluye dos copas de vino y requiere reserva previa, ya que el chef de la bodega cocina en el momento.
 
 
Más información:
Visitas y degustaciones: lunes a domingo y feriados, de 9:30 a 17:00 hs.
Dirección: Roque Sáenz Peña 5516, Vistalba, Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina
tours@kaikenwines.com
Desde Argentina: (0261) 562 0303.
 
RENACER 

Esta bodega también está muy próxima a la ciudad, en Luján de Cuyo, y todos los años se suma a la movida de los sunsets. La primera edición de 2019 fue el 18 de enero. Con la Cordillera de los Andes, los viñedos y la laguna como marco, los asistentes disfrutaron de la mejor música de los DJ Martin Guerrero y DJ Blex.

La gastronomía estuvo a cargo de Sebastian Weigandt, chef del restaurant Renacer. También hubo barra de vinos y cócteles de la mano de Rodrigo Tejada de Drink Up.
 
 

La próxima fecha tendrá lugar durante la vendimia, en el mes de marzo. 

Más información:
Brandsen 1863, Luján de Cuyo.
Tel.: +54 (261) 5244416 y 524441.

 
YOGA POR LOS CAMINOS DEL VINO 
 
Yoga y vino; la asociación no viene a la mente, pero funciona. La creadora de la idea es Alejandra Navarría, quien trabajó en el rubro de la comunicación vitivinícola durante más de dos décadas y desde unos años encontró en el yoga una pasión.

El ciclo es itinerante, ya que recorre diferentes bodegas. La primera etapa se realizó durante la primavera -octubre, noviembre y diciembre y la segunda tendrá lugar en otoño. En el medio, hubo una edición especial de San Valentín, en la bodega Dante Robino.

Se trata de una clase de yoga que no requiere preparación ni conocimiento previo; se realiza durante la mañana y luego, al finalizar, se degustan algunos vinos y unos appetizers.  Todo en un entorno único, el de los viñedos, que relajan más que cualquier mantra.

Más información:
http://yogaporloscaminosdelvino.com.ar/
 



comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios