12.05.2015

In Bocca al Lupo: rincón italiano para cafeteros

En una zona poco transitada de Palermo existe, hace un tiempo, una casona reciclada que es un verdadero hogar para amantes de la merienda, con especialidad en café (espresso y filtrado) y pastelería.


Palermo, lo sabemos, a veces agota: en medio de su inmenso mar de ofertas gastronómicas, se complica discernir entre los restaurantes, bares y cafés que valen la pena y aquellos que pueden terminar siendo un fiasco (quizás, lo más frecuente). Por eso es importante prestar atención a perlitas como In Bocca Al Lupo: una cafetería italiana en una de las zonas menos transitadas del barrio –sobre Bonpland, entre Costa Rica y Nicaragua–, comandada por el tano Enrico Aguggiaro, nacido en el norte de Italia y mudado a Buenos Aires en 2009, y su pareja venezolana Jennifer Mármol. 



Hace tres años, Enrico y Jennifer remodelaron una vieja casona para convertirla en un reducto cafetero “posta posta”. Enrico, gracias a su cultura italiana y su trabajo durante algunos años en Illy (fue consultor y entrenador de baristas a lo largo y ancho del país mediterráneo), tiene mucha cancha cuando se trata de preparar un buen espresso. Y así lo hace en este local amplio y cálido, con un patio techado y muy pintoresco. Se puede beber desde cafés de cápsulas Illy (solos, servidos con agua para hacer la degustación) hasta cafés filtrados en Aeropress, para compartir. La casa ofrece, además, una selección de capuccinos, como el CappuNella (con canela) o el CappuCciola (con avellana y chocolate), en distintos tamaños y precios (el mediano a $38, el XL a $47). Para acompañar la cafetería, tomen nota, la carta incluye uno de los mejores tiramisú de la ciudad. Tranquilamente puede formar parte del top 5 porteño. La porción cuesta $52 y es para compartir. También se prepara un suculento cheesecake ($45), igual de abundante.



Para los mediodías de la semana (lunes a viernes), In Bocca al Lupo tiene un menú de paninis -atenti al de focaccia con matambre de cerdo y cebollas caramelizadas, $80-, ensaladas y platos calientes sencillos. Hay una opción ejecutiva en la que varía el principal todos los días y que, con agua o gaseosa y café, cuesta 95 pesos (con postre, diez pesos más). Los fines de semana, la oferta se amplía incluyendo pastas secas de marca Divella, en recetas como Penne alla Boscaiola (con mix de hongos, crocante de panceta, cherry y aceitunas negras, $110) o los Fusilli Gamberi Salmone e Aaragi (con camarones, salmón y espárragos, $130). Los ravioles y la lasagna son elaborados in situ de forma casera (hay alternativas como los Ravioli alla Zucca, de calabaza en salsa de manteca y salvia, o la Lasagna del Bosco, con hongos calabaza y queso azul, ambos platos $130). Para beber, se destaca la variedad de jarras de cocktails que tienen en carta: hay desde aperitivo como Garibaldi, Cynar Julep y Spritz hasta Mojito y Caipiroska, por entre 200 y 300 pesos. También clásicos individuales: Negroni, Manhattan, Americano. 

Dato: en la planta alta del local, se puede acceder a un espacio ideal para eventos con capacidad para 30 personas.

In Bocca al Lupo está en Bonpland 1965, Pelermo / T. 4774-3692. Abre de martes a viernes de 9 a 20 horas. Sábado, domingo y feriados, de 9.30 a 20 horas.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios