23.04.2015

La guía completa para hacer donas caseras

No hay necesidad de resignarse a la limitada oferta de donas de nuestro país. Te damos una receta para hacerlas en casa y, además, una serie de tips que resolverán todas tus dudas.


Conseguir donas de buena calidad en Buenos Aires no es una empresa sencilla. Salvo por las que ofrece Jessica Lekerman en MOOI y unas pocas excepciones más, nos vemos limitados a elegir entre un abanico de opciones decadentes. La posibilidad de hacerlas en casa ni siquiera se te ocurrió, y no te faltan motivos: por un lado, los ingredientes que requiere la receta original no se consiguen en tiendas ni supermercados y, por el otro, te parece un procedimiento demasiado complicado para tu trayectoria pastelera. Dos buenas excusas que después de leer esta nota quedarán en el pasado. A continuación, te damos una serie de tips fundamentales para tener en cuenta antes de ponerte a cocinar. Además, una receta adaptada a nuestro país, con dos opciones de glaseado. Tomá nota.

LOS INGREDIENTES

...para la masa:
-250 mililitros de leche entera
-400 gramos de harina 000
-10 gramos de levadura seca de panadería (o 30 gramos de levadura fresca)
-30 gramos de azúcar impalpable
-1/2 cucharita del sal
-1 vaina de vainilla o ½ cucharadita de extracto de vainilla
-3 yemas de huevo
-50 gramos de manteca blanda
-C/n de aceite para freír

...para el glaseado tradicional:
-300 gramos de azúcar impalpable
-4 cucharadas de agua

...para el glaseado de chocolate:
-100 gramos de chocolate para fundir
-3 cucharadas de agua
-1 cucharada de manteca
-100 gramos de azúcar impalpable

EL PASO A PASO

Glaseado tradicional:
1. Colocar el azúcar impalpable en un bowl y añadir el agua de a poco, sin dejar de mezclar, hasta obtener la consistencia deseada (ni muy líquida ni muy espesa).
2. Reservar.

Glaseado de chocolate:
1. Mezclar el agua con el azúcar impalpable.
2. Calentar el chocolate cortado en trozos en el microondas junto con la manteca (cada 10 segundos, sacarlo y revolver).
3. Una vez derretido el chocolate, mezclarlo con el agua y el azúcar impalpable.

Dónuts:
1. En un bowl, colocar toda la levadura junto con 180 mililitros de leche y 180 gramos de harina. 
2. Dejar fermentar hasta que la preparación adquiera volumen y tenga burbujas.
3. Una vez que haya levado, agregarle el resto de la leche y la harina, junto con el azúcar, la sal, la vainilla y las tres yemas de huevo.
4. Unir todo hasta obtener una mezcla uniforme y amasar (la masa debe quedar blanda, pero no inmanejable).
5. Aplastar la masa sobre la mesada y añadir la manteca ablandada en el centro. 
6. Espolvorear con un poco más de harina y amasar hasta que se incorpore todo por completo. 
7. Hacer una bola y pasarla a un bowl aceitado.
8. Taparla con papel film y dejarla reposar durante una hora hasta que duplique su tamaño (si estás con tiempo, podés dejarla toda la noche en la heladera).
9. Una vez que la masa haya levado, estirarla con un palo de amasar sobre una superficie enharinada y darle un grosor de 2 centímetros.
10. Cortar la masa con un cortante para donas o similar.
11. Colocar los donuts sobre una bandeja enharinada, taparlas con un paño húmedo y dejarlas levar durante un rato (es importante que la bandeja esté bien enharinada, ya que tienden a pegarse al levar).
12. Destapar la bandeja y comprobar el punto de levado: apretar ligeramente el dónut con el meñique y observar si la masa se recupera rápidamente o queda la marca del dedo. En el primer caso, necesitarán más tiempo de levado.
13. Calentar el aceite a fuego medio-bajo.
14. Freír los dónuts de a uno durante un minuto por cada lado (es importante no freírlos muy rápido, ya que podrían quedar crudos por dentro).
15. Retirarlos con una espumadera y colocarlos sobre papel absorbente.
16. Dejar enfriar durante unos segundos.
17. Bañar cada dónut con el glaseado y dejarlos secar hasta que este se endurezca. 
18. Servir. 


PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Cómo darle más sabor?
Podría decirse que sin el glaseado y las chispas de colores, el sabor de las donas es muy básico. Si queres hacer tu versión de autor, podés agregarle algún saborizante como canela, manzana, limón, frutilla o chocolate a la masa.

2. ¿Cómo manipular la masa sin morir en el intento? La masa de las donas no es fácil. Puede volverse tan elástica y pegajosa que trabajar con ella a veces resulta tedioso y frustrante. Para evitar esto, hay que tener dos cosas en cuenta. En primer lugar, es fundamental asegurarse de que la temperatura ambiente de la cocina no esté demasiado alta ya que esto influye negativamente en la consistencia de la masa. Si esto sucediera, podés solucionarlo colocando la masa en la heladera por algunos minutos. En segundo lugar, mantené tus manos, la superficie y los utensilios que vayas a utilizar recubiertos con harina para evitar que la masa se pegue y se vuelva incontrolable.

3. ¿Cómo cortarlas? Un cortador de donas de dos tamaños distintos garantizará agujeros perfectamente centrados: uno más grande para darle la forma por fuera y otro más pequeño para la forma de adentro. Pero si sos como la mayoría de los mortales y no tenés un cortador en tu cocina, podés reemplazarlo con objetos circulares como tapas de frascos y vasos de shots.

4. ¿Cómo freirlas? Es importante tener en cuenta que los dónuts no se hornean, se fríen. Para hacerlo correctamente y lograr la consistencia adecuada, llená una olla con aceite (aproximadamente entre 5 y 7 centímetros cúbicos) y llevala a fuego medio-alto. En lo posible, tratá de freirlos de a uno por vez. Eso evitará que se rompan al sacarlos. Deberían tardar de 1 a 2 minutos en cocinarse de cada lado: si ves que se cocinan demasiado rápido, es una señal para bajar un poco el fuego.

5. ¿Cómo recrear la famosa lluvia de azúcar? Por lo general, las donas neoyorquinas suelen estar recubiertas con azúcar de canela. Si querés recrearla, seguí los siguientes pasos: en un recipiente plano, mezclá ¼ taza de azúcar con ½ cucharadita de canela en polvo. Desparramá tu mezcla sobre una superficie plana y, apenas retires tu dona del aceite caliente, colocala de un lado y luego del otro sobre el azúcar. Gracias a la temperatura, el azúcar se derretirá y se incorporará plenamente en toda la superficie de tu dona. También podés espolvorearla con azúcar impalpable.  

6. ¿Cómo rellenarlas? Comerlas rellenas es una experiencia deliciosa, y lograrlo es más fácil de lo que parece: una vez que se hayan enfriado lo suficiente, colocá una punta de pastelería en una manga con algún relleno dulce como crema pastelera, dulce de leche, chocolate o crema batida e introducila en una esquina del donut. El relleno comenzará a desparrarmarse en el interior de tu dona. 

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas