31.05.2016

Los 6 errores más comunes al preparar café

La cafeína hace su efecto, ¿pero el sabor de la bebida no es el esperado? En esta nota, cómo evitar ese escenario.


Levantarse de la cama, cepillarse los dientes, cambiarse la ropa ¡y tomar café! Sí, beber esta bebida antes de salir a trabajar es casi una necesidad para millones de personas alrededor del mundo. No obstante, muchas veces el café no tiene el sabor esperado porque se cometen equivocaciones durante su preparación. En esta note te contamos cuáles son las más comunes. 

1. Agua que no hirvió
La paciencia es un ingrediente clave para preparar un buen café. Por más que se tengan los mejores granos del mundo, si no se espera hasta que el agua rompa hervor no estará lo suficientemente caliente para obtener todo el sabor y el aroma de los granos de café.

2. Menos café del necesario
Para que la bebida tenga el sabor intenso que le corresponde, es fundamental utilizar la cantidad necesaria de café al momento de prepararla. La regla explica que a medio litro de agua hay que agregarle 30 gramos (5 cucharaditas) de café para lograr dos tazas con buen sabor.

 

3. Mal almacenamiento
La humedad es enemiga del café, por lo que es clave guardarlo en un lugar seco y en un recipiente que cierre herméticamente. Si bien algunas personas recomiendan almacenarlo en la heladera o el freezer, la humedad que hay en ella afectará el sabor de la bebida. 

4. Café que no corresponde al método
Desde la prensa francesa hasta la máquina de espresso, cada equipamiento utiliza una molienda diferente. Si no es la correcta, durante el proceso no se va a absorber el agua necesaria a la velocidad requerida. Para evitar equivocaciones, lo mejor es leer las instrucciones del aparato que indican el tipo de café con el que mejor funcionan.  

 
5. No utilizar correctamente el equipo
En relación al punto anterior, es fundamental leer las instrucciones para utilizar el aparato de la manera correcta. Además, es fundamental la higiene del equipo pues cualquier residuo puede tornar rancio al café. 

6. Mala calidad
Si se siguen a rajatabla estos consejos y el café sigue sabiendo raro, el problema está en la calidad de los granos o la molienda que se utiliza. En la actualidad, tanto los mercados como las cafeterías ofrecen numerosas opciones con un amplio rango de precios a elegir según el presupuesto del que se disponga.




comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios