05.02.2016

Los mejores carnavales del mundo y qué comer en cada uno

Un recorrido por Estados Unidos, Sudamérica y Europa para conocer las mejores fiestas de carnaval y su gastronomía típica.


RÍO DE JANEIRO
Millones de espectadores participan año tras año en el carnaval más famoso del mundo. Durante este período, turistas y cariocas comparten las calles en lo que se denomina el carnaval da rua, con blocos que recorren los barrios de la cidade maravilhosa al ritmo de la samba y ritmos nordestinos. Durante los últimos cinco días previos al miércoles de cenizas -los más importantes del carnaval- la cita es en el sambódromo, donde las escolas de samba compiten en un verdadero campeonato (con ascensos y descensos, primera y segunda división) que todos los años corona a una escola y a una reina. 

Los miércoles y sábados son los días en que los cariocas comen feijoada: guiso de porotos negros cocidos con carne de cerdo, panceta y chorizo, acompañado de arroz blanco, farofa (harina de mandioca tostada), hojas de acelgas y trozos de naranja. Para los que prefieren el pescado, una opción bien carioca es el leão veloso (cabezas de camarones, pescados, langosta y otros mariscos, acompañados de tomate y azafrán). En la rua, abundan puestos que ofrecen pao de queijo, bolinhos de camarao y de bacalhau y brochettes.

VENECIA
Si el de Río es el más grande y festivo, el de Venecia puede ser considerado como el carnaval más glamoroso. Si bien ya se registran festejos en el siglo XII, el primer documento oficial que establece el carnaval como fiesta pública data de 1296. Gracias a las máscaras y a los disfraces, el pueblo y los nobles podía mezclarse, y en las calles las divisiones sociales desaparecían por unos días. Mientras que durantes siglos el carnaval duraba seis semanas y arrancaba el 26 de diciembre, hoy las celebraciones más importantes se realizan el jueves y el martes que anteceden el miércoles de cenizas, aunque la fiesta no para durante todo el fin de semana, con desfiles tradicionales, disfraces de época y regata de góndolas.

Tierra de marineros, en Venecia hay que comer pescado. Entre tantas opciones, se destaca el bacalao (que viene en mil versiones, mantecato, alla vicentina, frito...), la orata, el branzino y el fritto misto (combo de calamares, arancinis, albondigas, mozzarellas y verduras fritas). Otros clásicos son el higado a la veneciana (que viene con cebolla), el risi e bisi (risotto con arvejas) la polenta y el risotto de radicchio.


NEW ORLEANS
El nombre refleja la influencia francesa: mardi gras. Así se le dice al desfile más importante, el del martes “graso” y, por extensión, a todo el período de fiesta. En los barrios de Mid City y en la San Charles Avenue y Canal street desfilan las krew en carros alegóricos, arrojando papeles de colores, monedas falsas, collares y juguetes al público. El lunes ya arrancan los desfiles y el baile, pero recién el martes le toca a las dos krew más famosas, la Rex y la Zulu, que, para la ocasión, eligen a un rey del desfile. La zulu representa a la comunidad afroamericana y cuenta entre sus célebres “reyes” al mismísimo Louis Armstrong. 

New Orleans es una ciudades más multiétnicas de Estados Unidos y su gastronomía así lo refleja. La comida cajún es una mezcla de influencias francesas, españolas, caribeñas y africanas. Además del pollo frito, lo más caractéristico de Louisiana es el gumbo -estofado, que puede llevar pollo o frutos de mar-, la jambalaya –arroz con mariscos y carne, y el pecan pie –torta hecha con jarabe de maíz y nueces pacan-.



AMBATO
Cuando la ciudad de Ambato fue destruida por un terremoto en 1949, sus habitantes idearon una fiesta como respuesta a la tragedia. Es así que, desde 1951, en esta pequeña ciudad en el centro de Ecuador, tiene lugar la Fiesta de la fruta y de las flores. Uno de los eventos más importantes es el desfile de la confraternidad, el último domingo previo a la cuaresma,  en el que miles de chicos desfilan en comparsas. A la noche, en cambio, se realiza la ronda nocturnal, con carros alegóricos decorados con flores, frutas y pan. El acto litúrgico de la bendición de las flores, las frutas y el pan, en cambio, se realiza en el atrio mayor de la catedral, especialmente adornado para la ocasión, con representaciones alegóricas hechas a con flores, frutas y pan, que simbolizan la bondad la tierra y el trabajo del campo.

El plato más característico son llapingachos: tortillas de papa, chorizo, huevos fritos y palta. Otros platos característicos son el pan de Pinllo (harina de trigo, los huevos y la manteca de cerdo), la fritada (a base de carne de cerdo frita) y el yaguarlocro (una sopa a base de papas, que también contiene panza, librillo, hígado y pulmones de cordero, que se acompaña con palta, cebolla y sangre de cordero).

ORURO
Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad para la Unesco, el carnaval de Oruro es el evento anual más importante de Bolivia. Más de 48 conjuntos folklóricos que son distribuidos en 18 especialidades de danzas de distintas partes de Bolivia que realizan su peregrinación hacia el Santuario del Socavón cada sábado de carnaval.  Una combinación de las tradiciones paganas y católicas que culminan con dos representaciones teatrales de tema religiosos, que se centran en la conquista española y en arcángel Miguel sobre el Demonio.

El charkequan es un plato ancestral de la cultura uru. Se trata de carne deshidratada frita y crocante que se acompaña con mote (maíz cocido), huevos duros y papas cocidas con cáscara, y queso. Otra especialidad es el rostro asado, cabeza entera de una oveja (a la que no se le quita el cuero) cocida en el horno.

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios