21.09.2011

Nicolás Catena Zapata: llega a la Argentina el vino ícono de la bodega

Nicolás Catena se ha ganado el respeto del mundo por sus vinos de alta gama. Ahora trae al país la etiqueta con el nombre que le dio fama en el exterior.

Nicolás Catena Zapata

Nicolás Catena Zapata, el hombre, opera detrás del velo de una bodega que lleva su apellido. Rara vez ocupa el lugar protagónico y, sin embargo, está omnipresente en todo, tejiendo los hilos de su negocio. Visionario de mirada afilada, “el doctor” –como le llaman- a fines de los años 80 supo ver que el futuro de la Argentina estaba en los mercados de exportación, especialmente en los Estados Unidos. Y condujo sus inversiones desde el negocio del volumen al del alto precio.

Primero invirtió en desarrollo –el departamento de investigación de Catena es una universidad en sí misma-, luego en viñedos y en recursos humanos: por su casa pasaron los principales ingenieros agrónomos y enólogos que hoy son consultores de otras firmas; sus clones de Malbec son requeridos en el mercado; y guió el desarrollo en el Alto Valle de Uco, cuando “allá arriba” aún no pasaba nada. Un dato fresco: mientras hoy todos apuntan a Salta, el doctor plantará esta temporada 100 hectáreas en Chilecito, La Rioja.

Largamente esperado, ahora desembarca en el mercado local su vino ícono: Nicolás Catena Zapata. Pudoroso, asegura que el nombre no lo eligió él, sino sus hijos. Como sea, se trata de un tinto que está en el mercado mundial desde 1997 y fue el primer vino nacional en cruzar la barrera de precio de los 100 dólares en EE.UU.

Lo que ahora se puede conseguir en el país son las cosechas 2005, 2006 y 2007. Probamos la primera, corte de Cabernet y Malbec al 78% y 22% respectivamente, en la que mandan las uvas del Agrelo y el Alto Valle de Uco, para lograr un ejemplar profundo, de andar elegante y jugoso, que estira el sabor largamente por el paladar con un estilo internacional que encuentra distinción en su complejidad. Un tinto fuera de serie, para decirlo en criollo, que cuesta 1200 pesos e inaugura para la bodega un segmento de precios creciente en el mercado doméstico: los tintos high class que superan la barrera de los 500. Son solo 720 botellas. Seguramente será más fácil conseguir la cosecha 2006 ($960, 900 botellas) y la 2007 ($820, 2400 botellas).

HITOS DE CATENA
Para muchos consumidores nacionales, el Estiba Reservada de Catena (“el vino del pulóver”) es el no va más de la vitivinicultura argentina. Otro tanto sucede con Angélica Chardonnay, que además de inaugurar los blancos de alta gama, propuso un estilo high quality en vinos por los que nadie movía un dedo. También ha desarrollado marcas globales como Alamos, referente de consumo en la gama media, mientras que marcas clásicas como Saint Felicien, están firmes en el imaginario como vinos de ocasión.

EL DOCTOR
Nicolás Catena Zapata es Doctor en Economía en la Universidad de Chicago –donde también impartió clases-. Segunda generación de una familia italo criolla dedicada al vino, a los 70 años ha construido un imperio vitivinícola que comprende bodegas como Catena Zapata y Esmeralda, con inversiones en otras, como La Rural, y socio a su vez del Baron Philippe de Rothschild. Sus negocios tienen la capacidad de formar precio en el mercado y de abrir y cerrar tendencias.

por Joaquín Hidalgo

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas