09.02.2010

Paraje Arévalo, sabores que sorprenden

Palermo está lleno de restaruancitos atendidos por sus propios chefs, pero en muy pocos tenés la calidad y la calidez que encontrás en este bistrot.

Restaurante Paraje Arévalo

Restaurantes pequeños, primorosos y bien servidos hay varios. Pero como Paraje Arévalo, te sobran los dedos de una mano para contarlos. Subidos al tren que mueve hoy lo mejor de la gastronomía porteña, con chefs que inauguran restaurantes de una veintena de cubiertos, modestamente decorados pero con toda la energía puesta en sacar lo mejo de las hornallas, Paraje Arévalo consigue un nivel de buen gusto y definición de sabores que conmueven a quien busque una experiencia genuinamente gourmet.

El restaurante inauguró en noviembre de 2009 en la linda esquina de Arévalo y Cabrera, en el lejano Palermo, donde hoy parece revivir el viejo barrio. Estefanía di Benedetto y Matías Kyriazis son sus dueños, una joven pareja de chefs que define lo suyo como “una cocina de influencias”. Muy viajados –su CV incluye una temporada en el famoso Fat Duck, Londres- por influencias entienden el cruce entre sabores tradicionales y técnicas modernas de cocción.

La carta es sencilla y sólo tiene dos menús: el corto y el largo, de 6 y 8 pasos cada uno. Los distingue la escalada de sabores y el precio, 80 y 110 pesos respectivamente. El primero, por ejemplo, arranca con carpaccio de lomo, sigue con un huevo cocido a baja temperatura, salmón y remolachas, mientras que se reserva para el plato fuerte un ojo de bife con zuchinis salteados con maíz.

El menú de 8 pasos parte con una croqueta de centolla muy sabrosa, pasa por una ensalada tibia de pato y rabanitos y aire de pickles, salta a una crema fría de coliflor para refrescar, y de fondo, un plato que se sostiene en la carta mes a mes: el atún rojo poco hecho con maní tostado, para el recuerdo.

Obsesivos de los detalles, se fijan hasta en la sal –en un punto entre fina y gruesa- que le suma un detalle crocante a las carnes, junto con arreglos de pétalos comestibles, entre otras delicatessen como el café de Nespresso.

Si lo que buscás es un lugar para sorprenderte, agendate una reserva, porque el restó está siempre lleno por las noches. Al mediodía, tiene un menú más acotado, pero igual de cuidado.

Arévalo 1502, esquina Cabrera. Tel. 4775-7759.
Martes, miércoles y domingo, de 9 a 20; jueves, viernes y sábado, de 9 a 24.

por Joaquín Hidalgo

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas