01.03.2016

Pizzerías porteñas distintas: 10 para salir de la clásica grande de muzza

A la parrilla o con bordes rellenos: un recorrido para probar versiones alternativas de una de las comidas preferidas de los argentinos.


En el ránking de las comidas preferidas por los argentinos el asado se lleva el primer puesto. Está claro: a las carnes y achuras no hay con qué pelearles. El segundo puesto podría dar lugar al debate, pero solo basta chequear un informe del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) del año pasado para que no queden dudas: según el organismo, en el país cada persona consume en un año, en promedio, 3,2 kilos de mozzarella. El mismo relevamiento indica que seis de cada diez personas comen pizza al menos una
vez por semana
.  

En función de esto, y para que la costumbre no se venga abajo víctima de la reiteración de viejas, aunque efectivas fórmulas (jamón y morrones, napolitana, grande de mozzarella), la siguiente lista ayuda para salir a conocer otras variantes de pizzas, algunas no tan conocidas, para rendirle tributo a al clásico tano que conquistó el mundo.    

Monzú Pizzeria Bar
En Monzú, es difícil que el bordecito de la pizza que quede relegado en un costado del plato. Los responsables de esto son los chefs venezolanos Juan León y Alexandra Castro, que decidieron rellenar de sabor (y buenos ingredientes) los bordes de sus pizzas -a la piedra- y crear así su marca distintiva. De esta forma, se puede pedir una “criolla”, con la clásica salsa argentina, y encontrarse con el picantito de un chorizo al final de la porción o, en el caso de la clásica fugazzeta ($160 la grande), la vuelta de tuerca es con una pasta de aceitunas negras. Otras para probar: la de panceta y rodajas de papa ($230), condimentadas con una salsa de mostaza, ajo y perejil, cuyo borde llega con el agregado de un tibio queso cheddar , o la parisienne, rellena de pasta de champignones. La propuesta se completa con vinos orgánicos, cerveza artesanal y cocktails, en un lugar con una cocina completamente a la vista. Como se suele llenar, vale la pena reservar con anticipación.
José Antonio Cabrera 3975, Palermo / T. 4862-9223

Sr. Telmo
Masa finita y bien crocante, con ingredientes distintos para salir de las clásicas pizzas porteñas es lo que se encuentra en esta esquina de San Telmo. Cocinadas a la parrilla (a gas), salen con una dosis correcta de condimentos por un lado y buena cantidad de jamón crudo en la llamada Degui ($191); champiñones salteados en la Gustock ($186) y hongos de pino y panceta en la Del pasaje ($191). Por el lado de las bebidas, hay línea de cerveza Antares, aparte de las más comerciales. Con ladrillo a la vista, mesas de madera y cuadros a la venta, el lugar tiene gran convocatoria los días de semana en el horario de almuerzo de los oficinistas. Cuenta con servicio de delivery.
Defensa 756, San Telmo / T. 4363-0100

La Casona Vegana
Restaurante a puertas cerradas por un lado, y local a la calle con servicio de delivery. La idea, explican sus dueños, es incluir y que las pizzas sean aptas para todos: veganos, celíacos y que, a la vez, los carnívoros no queden afuera. Buenas opciones para incursionar por primera vez son la Vegalitana (lleva queso paparella, tomate y ajo deshidratado), o la Bolinia (con soja texturizada, vino tinto orgánico, parmesano y aceite de albahaca). Más avanzada aún, y con muchos pedidos resulta la Super Mario (con champignones salteados y semillas de girasol). Los precios, a contramano de la asociación entre comida vegana y números onerosos, rondan entre los $109 y $150. La elaboración es siempre casera, con masa de harina de arroz, que una vez cocinadas, resultan livianas aunque llenadoras. Para acompañar, hay cervezas artesanales Viejo Lahuan y vinos orgánicos
Restaurante: Angel Carranza 1981, Palermo Hollywood / T. 5278-2272 
Delivery y take away: Fitz Roy 1962, Palermo Hollywood / T. 5252-8342



Blonda
Frecuentado a menudo por figuras del mundo del espectáculo -sin dudas, la visita más importante fue la de Keith Richards hace unas semanas-, entre las pizzas -rectangulares, a la brasas y de masa finita- se destaca la Solana ($225), con cebolla caramelizada, queso brie y tomate. Para los fanáticos del queso, la quattro formaggi ($218), con mozzarella, parmesano, queso azul, y fontina también se lleva un merecido elogio. El menú también incluye pizza para celiacos, pastas, y cocktails, en un ambiente de luces tenues, sin el bullicio de otros lugares del barrio, muy recomendable para parejas. 
Arguibel 2824, Las Cañitas / T. 4775-3576

Siamo Nel Forno 
Esta pizzería, ya un clásico del circuito de los fanáticos de la comida italiana, se ubica bien alto en el ránking. Las razones: su dueño Néstor Gattorna, es un buen exponente de la cocina en el horno a leña y, a la vez, un fiel representante de la pizza napolitana, con masa finita, aireada, y con la cantidad justa de mozzarella, algo extraño a la costumbre local, pero característico de la pizza de Nápoles. ¿Con qué gustos aventurarse? Una posibilidad es la clásica margherita ($130), con mozzrella, salsa de tomate, albahaca y un toque de parmesano. Otra, la de champignon, jamón cocido, queso feta de cabra, pimienta y oliva (160 pesos). Para tener en cuenta: todas las pizzas vienen al plato, por lo que conviene pedir una por comensal y no quedar con hambre. Y un dato más: aparte de las especialidades de la carta, siempre hay alguna pizza del día para investigar, como la Scarpariello , con salsa de tomate, alcaparras, anchoas, tomates secos, grana padano y evoo.
Costa Rica 5886, Palermo Hollywood / T. 4775-0337



Ferreiro
Clásico de barrio si los hay, en esta pizzería la estética responde a otra pasión argenta: el fútbol. Decenas de cuadros con jugadores de otras épocas le dan a esta pizzería aires de bodegón. En cuanto a las pizzas -todas a la piedra-, están las clásicas que no fallan y dos especialidades de la casa para  conocer, ambas con queso provolone: la futbolera Mundial 78 ($210), con cebolla, y morrones y la napolitana ($210), que viene sin ajo. Otra destacada, la de champignones, roquefort y verdura. Lejos de ser un boliche para abuelos, es ideal para el encuentro con amigos en busca de un lugar en donde poder hablar y comer tranquilos.  
Av. Angel Gallardo 1001, Caballito / T. 4856-8063

La más querida
En un pequeño local casi escondido en el barrio chino, adornado con banderines, se come una de las mejores zapis de Belgrano. Aquí la pizza se hace a la parrilla y es de forma ovalada. En la carta, que no es muy extensa, se distinguen pizzas como La Más Querida ($270), que viene con mozzarella, salmón ahumado, champignones y rúcula. Otra buena opción es la Tapenade ($180), con mozzarella, pasta de aceitunas negras, anchoas, tomate, albahaca y el intenso sabor de unas alcaparras. Dos características del lugar: se puede acompañar cada pizza con una salsita aparte para agregar y todos los ingredientes que figuran en la carta pueden ser usados para hacer ensaladas según el gusto de cada comensal. A pesar de que el local ya tiene sus años, no es demasiado conocido y resulta ser una grata sorpresa para muchos habitantes del barrio que .
Echeverría 1618, Belgrano / T. 4788-1455



Giuliano
En un ambiente que se amolda para grupo de amigos, parejas y familias, la propuesta de pizzas al horno de barro llama la atención por su extensa variedad: están las clásicas, las que innovan un poquito -con agregados de rúcula, champignon y panceta-, y otras que solo se encuentran en esta pizzería, como la que lleva ananá, jamón crudo y ciruela. Hay también una con huevo frito, pollo con salsa blanca, y parmesano con salsa picanteLos valores oscilan entre los $150 y $250, según la complejidad de la pizza (a la piedra). Hace delivery
Amenábar 3201, Núñez / T. 4544-9993
Elcano 2756, Belgrano / T. 4780-2555


Piola

Pionera en esto de variar de los gustos clásicos y ofrecer una imagen moderna, en Piola (que según algunos dialectos italianos significa taberna) se comen pizzas finas y con menos salsa de lo que se acostumbra en Buenos Aires. Eso sí, hay que ir preparado para gastar un poco más de lo habitual, porque los precios arrancan a partir de los $175, con la “económica” margherita, con salsa de tomate, mozzarella y albahaca. No obstante, si se quiere salir de la rutina, una buena recomendación rica y que satisface es la la Arezzo ($230), con alcauciles y champignones, aunque más jugada resulta lcarbonara ($250), con salsa de tomate, mozzarella, panceta, queso parmesano y un huevo al horno en el medio. Las pizzas son cocinadas al horno de barro y a leña.
Libertad 1078, Retiro / 4812-0690
Gorriti 5751, Palermo Hollywood / 4777-3698



Central de pizzas
De reciente incorporación al barrio, Central de pizzas llega desde Vicente López con una carta innovadora. Hechas al horno de leña y con varios ingredientes, se destacan la de lomito ahumado con láminas de papa asada ($234), que además lleva huevo duro, aceitunas negras, cebolla y pimienta negra. La Griega ($243), por su parte, es un festival de sabores y está hecha con ricota, pecorino rallado, puerro, tomillo, ralladura de limón, pimienta y sal marina. En resumen: quedarse 6con hambre aquí se hace complicado. Para tomar y aprovechar es el happy hour de aperitivos y cerveza, de 17 a 21 todos los días, 
Andrés Arguibel 2813, Las Cañitas / T. 4779 - 1280

Por Nicolás de la Barrera

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas