13.10.2016

Sumun, el regreso de Antonio Mas

Con su flamante bodega, el wine maker que le dio sabor a vinos emblemáticos de la Argentina presentó nuevos tintos y blancos de su autoría.


Los memoriosos recordarán la historia de Antonio Mas: el ingeniero agrónomo que desarrolló una carrera y una vida en Alto Valle de Río Negro y que, a partir de 1994, dio vida a algunos de los vinos más emblemáticos de ese renacimiento vitícola que fue la década de 1990 desde Finca La Anita. Los caminos de la vida lo llevaron nuevamente a su senda en 2010, cuando encabezó el proyecto Finca Propia con sus hijos. Y ahora, en otra vuelta del destino, lanza su propia línea de vinos y bodega: Sumun.

Con su estilo de tintos y blancos basados en una elegancia austera, establece una nueva conexión con sus seguidores en base a la ecuación de siempre: vinos honestos, donde es menos lo que se puede decir de ellos que el sabor que entregan. Son tres líneas: single Vineyard ($170), Núcleo ($280) e Historia ($680).

Especialmente interesantes son los Cabernet Sauvignon tanto de la línea Núcleo ($280 para los tintos, 12 meses de roble) como de Historia ($680, elaborado con unos barriles de roble giratorios, llamados Roll Fermentors). El primero, cosecha 2014, es un tinto de taninos firmes, buen sabor frutal y larguísimo; el segundo, de 2011, con trazo herbal, tacto suave y taninos vigentes, pero moderados en su expresión.  El Malbec está un escalón detrás. Tanto en Núcleo 2014 como Historia 2011, el plan de los vinos es la quietud de paladar, con taninos pulidos y el paso envolvente de la variedad. Lo más destacado es el peso, creciente en Historia.
Cierra la trilogía de variedades el Chardonnay con la marca Núcleo (2015, $250), de alcohol moderado y trazo cítrico, y Antonio Mas Single Vineyard 2014, que suma al anterior de un trazo láctico, volumen de boca y persistencia. 

En cuanto a los single Vineyard, Cabernet Sauvingon y Malbec, son de la vendimia 2013 y ofrecen, con matices, tintos de aromática ligera, con boca moderada en sabor, pero muy pulidas. El Cabernet, apenas encima del otro. 

EL VIÑEDO
Plantado en 1999, el viñedo de la Arboleda, de donde salen los vinos, ocupa un lugar poco conocido de Tupungato. Está ubicado sobre el este del valle y recostado sobre las estribaciones finales de las Guayquerías, a unos mil metros sobre el nivel del mar. Ofrece suelos arenosos, del que sacan ventaja las variedades Cabernet y Chardonnay, por el tipo de tanino fino que desarrollan; el Malbec, en cambio, gana volumen. Con manejo propio desde 2010, las parcelas destinadas a los Single Vineyard pertenecen al cuartel 4, en la parte más alta.



MAS CV
Agrónomo desde hace más de 40 años, con un posgrado en FAO, en 1992 se instaló en Agrelo, donde labró un estilo de vinificación sensato, lejos de las exageraciones y amigo del equilibrio. En eso, su larga experiencia como técnico le permitió hacer los vinos desde las plantas y no tener que desviar los vinos en la bodega para conseguir el tipo de balance que le dio fama. En eso, Antonio Mas siempre fue un wine maker a contrapelo del mercado.

Por Joaquín Hidalgo 

 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios