04.03.2018

Tres nuevos blancos para llenar la cava

Kaiken, Las Perdices y Bodega del Desierto acaban de lanzar tres blancos de estilos muy diferentes, te los presentamos.


Cada vez más, los argentinos se animan al blanco y el mercado responde con opciones superadoras en calidad. Tan solo el mes pasado, vieron la luz tres nuevas etiquetas, cada una destacada en su estilo.

Desierto Pampa Chardonnay 2017

Se trata de un blanco ideal para quienes buscan volumen y complejidad. Como buen Chardonnay, tiene más cuerpo y peso en boca, sin, por eso, llegar a saturar ni perder elegancia.

“Proviene de un suelo con las características propias del desierto pampeano y del norte patagónico: profundo y pobre en materia orgánica. Estas cualidades, unidas al clima seco y la gran ampltiud térmica, le brindan a este Chardonnay toda la dimensión de un vino blanco complejo, intenso y mineral”, señala Sebastián Cavagnaro, enólogo de Bodega del Desierto.

Fermentado en barricas de roble durante diez meses, la crianza le aporta complejidad en aromas y sabores. En nariz, notas de frutas secas y frutas blancas maduras.
Precio sugerido: $500.

Kaiken Estate Sauvignon Blanc Semillón

Acaba de salir al mercado, pero todo indica que pronto se convertirá en un best buy, es que por $180 este vino ofrece acidez refrescante y bien balanceada con marcadas notas frutales. Va bien solo y también para acompañar comidas, un comodín todoterreno.

Además, con 12,5% de alcohol la copa pide llenarse una y otra vez.
Precio sugerido: $180

Riesling 2017 de Viña Las Perdices

La Riesling es una cepa poco explorada por estos pagos, por eso aquí se la clasifica como no tradicional. Sin embargo, no resulta exótica al paladar, ya que es de cuerpo ligero y tiene un buen equilibrio entre dulzor, acidez y perfume.

Quizás esos atributos, llevaron a Viña Las Perdices a inclinarse por esta cepa para ampliar el portfolio blanco de su línea Exploración.

“Al elaborar un Riesling, el desafío es exponer las notas de frutas y la acidez refrescante de la variedad. Es por eso que el trabajo en la viña y sus condiciones son tan importantes. El Riesling se hace en el viñedo”, explicó Juan Carlos Muñoz, WineMaker de Viña Las Perdices.

¿El resultado? Un vino elegante, con buena acidez y fácil de beber. Se presenta en una botella tipo flauta -que importaron especialmente de Francia- y una etiqueta rectangular metálica que destaca el nombre de la cepa.
Precio sugerido: $320.


 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios