22.01.2015

UCO: el nuevo restaurante de Fierro Hotel

El chef Edward Holloway relevó a Gipponi en los fuegos y renovó el espacio gastronómico del hotel palermitano. Platos para compartir, menús fijos a buen precio y una estética más relajada son algunas de sus novedades.


En la Argentina tenemos varios chefs italianos y españoles, muchos peruanos, uno que otro japonés… pero pocos (o ningún) chef irlandés. Menos aún un chef irlandés que, tras tener su propio restaurante en Bariloche durante cinco años, llega a Buenos Aires con una clara impronta patagónica.

El chef se llama Edward Holloway, nació hace 33 años en la ciudad de Cork, hizo gran parte de su carrera en Suiza, creó Butterfly (uno de los mejores lugares de Bariloche) y desde agosto del año pasado se encarga de la cocina del hotel Fierro, en Palermo. Sí: el restaurante que solía servir los platos de Hernán Gipponi y solía llamarse HG.




Con la llegada de Holloway, el espacio gastronómico del Fierro cambió su carta y su aspecto, y ahora luce más moderno y descontracturado. El salón tiene paredes de madera (guayubira, de Misiones), mesas sin mantel y una cocina que ya no está a la vista, como en su etapa anterior. En cuanto a los platos, son más simples tanto en propuesta como en presentación: muchos de ellos se sirven en porciones para compartir, cosa que viene ocurriendo también en otros restaurantes de alta gama (La Cabrera y Elena, por mencionar un par de ejemplos). Esto no implica que no sean elaborados: hay mucha técnica para lograr productos caseros, desde los panes, a la trucha ahumada in situ o el yogur orgánico que se sirve para el brunch. 

Algunos de los platos que probamos y nos gustaron mucho fueron la paleta de cordero cocida 16 horas, que se sirve entera, con papas rotas, ensalada mixta, echalote y hierbas ($485, para compartir) y la acelga rellena con mollejas y hongos portobellos: un plato impecable por originalidad, sabor y textura, que forma parte del menú degustación de la noche (consta de siete pasos y cuesta 470 pesos).

Además, UCO tiene buenas propuestas para el mediodía. Una es un brunch ($260, todos los días de 12.30 a 14.30 horas) que incluye desde yogur, panes y café, hasta fiambres y un principal a elección, que bien puede ser la salchicha irlandesa (preparada especialmente por la carnicería Piaf). Se suma una copa de Extra Brut. La otra es un menú ejecutivo de dos o tres pasos, que cuesta 200 y 250 pesos, respectivamente, y trae copa de vino o espumante.

Pero también hay una tercera opción, pensada para quienes vienen de a dos: Sharing is Caring. Una selección de nueve platos, de los cuales la pareja elije seis. Incluye vinos y cuesta 400 pesos.



En definitiva, a precios muy razonables, hay varias formas de probar los platos de Holloway, que no requieren de largas reflexiones para ser disfrutados, ya que tienen pocos ingredientes, muy bien combinados. Y mucho sabor.

En cuanto a vinos, se mantiene la variedad y extensión de una carta variable (la reimprimen semana por medio) con cerca de 300 etiquetas que, además de las infaltables bodegas clásicas, incluye perlitas que busca su sommelier, Andrés Rosberg. Desde vinos jujeños, como el Pasacana, hasta un Torrontés riojano de Colovati.

UCO está en la planta baja de Fierro Hotel, en Soler 5862 / T. 3220-6800. Abre todos los días, mediodía y noche.

Por Claudio Weissfeld

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios