30.04.2014

Victoria Brown, alquimia en la barra

Detrás de una oculta puerta giratoria al fondo de un simpático café se esconde una de las novedades más trascendentes del circuito de alta coctelería porteño.


Son varios los aspectos a destacar de este bar. Lo primero es su fachada engañosa: desde la calle solo se ve un pequeño café donde se sirven desayunos, almuerzos y brunchs, pero su pared del fondo es en realidad una puerta giratoria a través de la cual se accede a un espacio de aspecto industrial con capacidad para 100 personas sentadas, que se llena de jueves a sábados y que sobresale por su ambiente y por la originalidad de sus tragos.

Ahí el punto fundamental: la carta creada por Ezequiel Rodríguez es puro ingenio y creatividad. Conviene empezar a recorrerla en la página 13, donde se ve impresa una suerte de brújula que funciona como índice y mapa de sabores. El Norte es lo frutado, el Este lo aromático, el Oeste lo fuerte y el Sur lo seco y herbáceo. Ubicados en ese diagrama, aparecen cada uno de los 16 cocktails principales, de forma que uno ya sabe qué sabor esperar de cada uno de ellos. Más que un bartender, Rodríguez y sus laderos (los experimentados Daniel Biber y Gastón De Gennaro, entre ellos) son alquimistas. Vale la pena verlos prendiendo una duela de roble para ahumar el vaso de El Cobre (a base de Bacardi 8 años, jerez y aguardiente de peras) o contemplar el frasco con un quebracho quemado que ahúma durante un mes un bitter que va a parar al Alleycat (cuya base es de tequila Patrón Citronage y mezcal).

También las presentaciones de los tragos son llamativas: el Farms Market Mary, por ejemplo, llega en un cajón de madera campestre con el vaso frío y dos frascos, uno con tomate especiado y otro con Patrón macerado con hierbas, para armarlo a piacere. Cada cocktail tiene su toque especial y asegura un recuerdo perdurable de esta nueva barra palermitana. Los precios van de 85 a 105 pesos y algunos de ellos se pueden pedir en tamaño grande, para compartir. Victoria Brown abre de miércoles a sábado desde las 21 horas. El café de adelante, de martes a domingo, de 11 a 19 horas.


ARQUITECTURA
Una gran pieza de relojería se mueve detrás de la barra, posiblemente una analogía de la precisión con la que se preparan los cocktails. Ese es el objeto ícono del salón diseñado por el estudio HMA, en el que se recrea un ambiente industrial, con paredes de ladrillo a la vista, puertas tijera (las de ascensor), tachos colgantes y caños galvanizados. La barra de mármol iluminada desde abajo es otro acierto estético. Una escalera de metal lleva a una cabina abierta, desde donde los DJs musicalizan el lugar.


LOS PLATILLOS
La cocina está abierta hasta la una de la mañana; de allí salen platos que sirven para acompañar los cocktails, como pueden ser las gyosas de cerdo ($54) o las empanadas de camarón ($52), pero también opciones sólidas para la cena (por ejemplo, la milanesa de ojo de bife, a $100, o la 1883 Burger, también de ojo de bife, $98). Se suman ensaladas, pastas y postres, con ingredientes y preparaciones que complementan muy bien el concepto de la barra.


Costa Rica 4827, Palermo Soho / T. 4831-0831


Por Claudio Weissfeld

 

 

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas